Qué ver en Mallorca con niños

Qué ver en Mallorca con niños
Share on Pinterest

Uno de los destinos turísticos más demandado, sobre todo por familias, en los meses de verano es Mallorca. La razón radica en la belleza de sus playas y calas, el buen clima que se disfruta casi los 365 días del año, su historia y tradición así como su belleza paisajística y el gran ambiente nocturno.

Mallorca puede ser un destino ideal para vacaciones con amigos y en pareja, pero también en familia, sobre todo si se lleva niños. Con ellos, una opción muy interesante y original para llegar a la isla es coger un barco desde Barcelona o Valencia. Además de ser un plan de viaje muy diferente a la opción de coger avión, resulta ser  más económico.

Qué hacer en Mallorca con niños

Una vez en Mallorca, se puede elegir hotel entre un sinfín de compañías hoteleras que ofrecen muchos servicios llenos de calidad, con los que el cliente puede entrar en un profundo relax y olvidarse de la estresante rutina del día a día. Entre tantos servicios, son muchos los hoteles que cuentan con aquellos dirigidos a la diversión de los más pequeños.

Así, puedes encontrar hoteles de 4 estrellas en Mallorca, como los de Iberostar, que disponen de parques infantiles, animación nocturna y amplias piscinas con altos y grandes toboganes, para asegurar el ocio y la diversión de los niños.

Si lo que buscas en Mallorca no es solo descansar en una de sus paradisiacas playas y adquirir el tan deseado bronceado en la piel, sino que también eres fanático del turismo con tu familia, recomendamos el alquiler de un coche con el que fácilmente recorrer la isla de arriba a abajo.

Cuevas del Drach

Uno de los puntos más turísticos de Mallorca son sus cuevas, destacando Les Coves del Drach, situada en Manacor. En este pequeño pueblo, además de adentrarse en las cuevas en las que a bordo de una barca se admirará la belleza y misterio que alberga este lugar, los niños pueden aprender acerca de las perlas naturales, las cuales son de reconocida fama en esta zona de la isla.

Tranvía de Sóller

Tren Soller Mallorca

Aunque, como hemos mencionado antes, alquilar un coche en Mallorca es altamente recomendable, también lo es dejarlo aparcado por un día para subirse a bordo del tranvía de Soller. Este tranvía fue inaugurado en 1913 y aún conserva su estado original en madera y, por tanto, todo su encano. El tranvía recorre cerca de 5 kilómetros, pasando por todas las calles de la isla, huertos y campos, hasta llegar al puerto donde disfrutar de un buen día de playa. Se trata de uno de los planes de la isla que más encanta a los pequeños de la familia.

En barco a la isla de Sa Dragonera

Otra de las excursiones populares entre familias con niños en Mallorca es navegar en barco a la isla Dragonera. Para los más pequeños resulta ser una opción ideal hacer excursiones acuáticas como ésta, ya que con el calor del verano lo único que apetece es realizar actividades que estén en contacto directo con el mar. Las familias podrán disfrutar de 5 horas en barco, que incluye comidas y bebidas y paradas diversas para bañarse en el mar, así como la tan esperada parada en la preciosa isla de Sa Dragonera.

El castillo de Bellver

En Mallorca existen un sinfín de castillos medievales y de otras épocas de la historia de España. Resulta una experiencia de lo más enriquecedora dedicar una mañana o una tarde a visitar algunos de ellos, o por el menos uno de los más importantes, el castillo de Bellver. Los niños dejarán volar su imaginación visitando este gran monumento de la isla y aprenderán mucho acerca de una parte de la historia de España.

Western Water Park, un parque acuático muy divertido

Para disfrutar aún más del agua y liberarse del calor sofocante del verano, Mallorca alberga una gran cantidad de parques acuáticos. Después de haber visitado algunos de los puntos más turísticos de la isla, puede dedicarse el último día de las vacaciones a pasar el día en uno de los parques acuáticos más importantes, Western Water Park. Sobre todo si tu hotel no se encuentra previsto de muchos servicios de animación e infantiles, como los ofrecidos por la cadena hotelera de Iberostar.com, acudir a un parque acuático alguno de los días de tus vacaciones puede ser como un regalo para los más pequeños.

Playas y calas de Mallorca

Mallorca con niños

Por último, no es necesario ni dedicarse a mencionar las playas y calas más importantes y bellas de Mallorca. Resulta una actividad obligatoria dedicar un día a coger el coche y recorrer todas estas playas, pegarse más de un chapuzón en ellas y llevarse instantáneas inéditas. Es un plan perfecto para los fanáticos del turismo paisajístico pero también para aquellos que buscan disfrutar del mar. Así, si viajas con niños se trata de un plan pensado tanto para ellos como para los más mayores.

Aguas turquesas y cristalinas con arena blancas y muy fina puede encontrarse en las playas del Rei, playa Cala Llombards, playa del Mago, y otras.

Deja un comentario