Preparar el botiquín para viajar con niños

Preparar el botiquín para viajar con niños
Share on Pinterest

A la hora de viajar con niños, debemos pensar en muchas cosas, y ya os hemos hablado de ellos cuando os dimos 7 consejos básicos para viajar con niños. Hoy queremos centrarnos en un detalle muy importante de la planificación de cualquier viaje familiar: preparar el botiquín para viajar con niños.

Aunque la lista de las cosas fundamentales para incluir en un botiquín para viajar con niños puede variar un poco dependiendo del destino,  claro que hay cosas que siempre tienen que estar, y hoy os hablamos justamente de este botiquín básico para cualquier viaje ¿los vemos?

Preparar el botiquín para viajar con niños

Ya cuando os hablamos de la documentación necesaria para viajar con niños nos hemos dedicado a la Tarjeta Sanitaria Europea, fundamental si viajáis en el territorio europeo para poder recibir atención médica sin problemas. Si en cambio viajáis a un país fuera de la U.E., un seguro médico privado os puede evitar desagradables problemas. Como os decíamos, en el artículo al que hacíamos referencia encontraréis más información al respecto.

Aclarado este tema ‟burocrático”, podemos dedicarnos al tema principal de este artículo, el botiquín para viajar con niños. Está claro que a menos que vayamos de vacaciones a una isla desierta, en cualquier sitio encontraremos farmacias, pero es importante tener en cuenta que los nombres de los medicamentos cambian de país en país, sin contar el problema del idioma. Además, en el caso de necesitar un medicamento recetado, el tema se complica aún más. Por ello os sugerimos de llevar con vosotros algunos medicamentos básicos, los mismos que en general usamos en casa para los niños, en caso de fiebre, resfriado, etc. Veamos una lista básica de los elementos que debemos incluir en el botiquín, a la que podéis agregar medicamentos puntuales que vuestros niños puedan necesitar por disturbios particulares:

  • un antipirético–analgésico como el paracetamol o el ibuprofeno
  • termómetro
  • un antibiótico de amplio espectro (por supuesto tendréis que hablar con vuestro pediatra para que os lo recete)
  • tiritas
  • gasa estéril
  • un antiséptico para limpiar y desinfectar heridas
  • tijeras y pinza
  • repelente para insectos
  • crema solar
  • crema hidrantante, que puede ser la que usáis para el pañal si el niño es pequeño, o una crema para hidratar la piel enrojecida por el sol, el viento, etc.
  • crema para las picaduras de insectos
  • suero fisiológico, muy útil para limpiar la nariz en caso de resfriado, sobre todo si viajáis con bebés.
  • sobres de rehidratación oral en caso de diarreas

A todos estos elementos deberéis agregar eventuales medicamentos que vuestros peques necesiten por disturbios particulares, por ejemplo alergias, estreñimiento, etc. Una consulta con vuestro médico os ayudará a decidir cuáles medicamentos agregar a vuestro botiquín para viajar con niños. Recordad que siempre es mejor prevenir que curar,  no podemos saber en qué momento nos sorprenderá una fiebre o una diarrea, y un normal malestar que se resuelve fácilmente nos puede arruinar las vacaciones solo por no habernos preparado previamente.

Si viajáis con bebés os sugerimos con más razón una consulta previa con el pediatra, nadie mejor que él sabrá aconsejaros sobre los medicamentos necesarios. No os perdáis además nuestros 7 consejos útiles para viajar con bebés, os serán de gran utilidad.

Recordaos siempre que unas vacaciones con niños perfectas e inolvidables comienzan en casa, con la previsión y la planificación. ¡Buen viaje!

 

Imagen: Robert–P. Pelikan

There are 1 Comment

  1. Publicado por Yolanda Responder

    Una cosa que echo de menos y nunca falta en mi botiquín es la crema/barras de arnica para los golpes, después del besito mágico de mamá es lo que más utilizo…

Deja un comentario