Monasterio de Piedra, un rincón natural con encanto

Monasterio de Piedra, un rincón natural con encanto
Share on Pinterest

¿Conocéis el Monasterio de Piedra? Es un rincón natural con encanto en la provincia de Zaragoza, a 100 km de la ciudad homónima y a pocos kilómetros de Calatayud. Un bosque «encantado» que alberga cascadas, espejos de agua, ruinas y un monasterio que parecen sacados de una peli de fantasía.

Si estáis buscando planes con niños en Aragón, no os perdáis los detalles que os damos hoy. ¡Os contamos nuestra experiencia!

Monasterio de Piedra, un rincón natural con encanto

Monasterio de Piedra
El Monasterio de Piedra fue un monasterio cisterciense habitado durante 700 años por los monjes de este orden. Fue construido a principios del siglo XIII, en los años de transición del Románico al Gótico, algo que se ve reflejado en el estilo (Gótico Cisterciense) del Monasterio.

Anque es cierto que el Monasterio de Piedra en sí mismo es un precioso edificio y la iglesia en ruinas tiene un particular encanto y a los peques les parecerá sacada de una peli de miedo, es el parque natural donde se encuentra la verdadera joya y el principal interés turístico. Aquí podemos pasear en un bosque que se abre entre cascadas, grutas y el río Piedra dibuja pequeños saltos y pozas que os harán sentir dentro de un cuento. ¡Parece un bosque poblado de elfos!
Monasterio de Piedra

Visitar Monasterio de Piedra

Visitar el Monasterio de Piedra es paseo es sencillo, aunque hay zonas donde el sendero se hace algo estrecho y el suelo puede estar resbaladizo, por lo que es aconsejable llevar zapatos deportivos. Por el mismo motivo moverse con cochecitos de bebé resulta algo engorroso, si vais con niños muy pequeños os aconsejamos las mochilas para bebés. Más allá de estos detalles, los niños no tendrán problemas en hacer el recorrido, que tiene unos 5 km de extensión.

A lo largo de todo el recorrido (muy bien señalizado) os iréis encontrando con preciosas grutas y cascadas, algunas de ellas verdaderamente impresionantes. Otra cosa que a los peques les encantará es la Exhibición de rapaces, muy bonita y didáctica, como así también el centro de interpretación piscícola.

La Gruta Iris es sin duda la que nos ha dejado sin palabras. Es realmente preciosa, misteriosa y mágica. Cuenta con pasarelas para poder ingresar sin dificultad.
Monasterio de Piedra
La visita al Monasterio también es muy interesante, bastante breve (una media hora). El claustro es precioso y también hay salas donde se explica cómo se elabora el vino y el chocolate. El Monasterio de Piedra hoy en día es un hotel, por lo que también se puede vivir la experiencia de dormir en él. También hay un restaurante y una cafetería, como así también una zona de picnic y juegos infantiles.

La visita al Monasterio de Piedra es muy recomendable. Si vais con los niños, tened en cuenta estos consejos:

  • No llevéis el cochecito de bebé, es preferible una mochila.
  • Utilizad calzado cómodo y cerrado.
  • En algunos ambientes hay bastante humedad, llevad ropa de recambio para los niños, y también una chaqueta.
  • Hay muchísima vegetación y cursos de agua, por lo que los insectos proliferan, proteged a los peques con repelente.

Monasterio de Piedra, información práctica

  • Cómo llegar al Monasterio de Piedra: Autovía A-2, dirección Madrid-Barcelona salida Km. 204 (Alhama de Aragón – Monasterio de Piedra); o bien, en la misma autovía dirección Barcelona-Madrid salida Km. 231 (Nuévalos – Monasterio de Piedra). En autobús, desde Zaragoza, la Compañía Autobuses Zaragoza realiza salidas diarias.
  • Horario: de abril a octubre de 9 a 19h, de noviembre a marzo de 9 a 18h. La exhibición de rapaces se realiza desde mediados de marzo hasta el 2 de noviembre.
  • Tarifas Monasterio de Piedra: adultos 15€, niños de 4 a 11 años y mayores de 65 años 11€. Incluye la visita al parque natural, la exhibición de rapaces y la visita guiada al Monasterio.

There are 1 Comment

  1. Publicado por J. David Castillo Arias Responder

    Por favor, corregid ese horroroso adjetivo del principio, y poned «homónima».

Deja un comentario