Palacio de la Magdalena, ¡un paraje de reyes!

Palacio de la Magdalena, ¡un paraje de reyes!
Share on Pinterest

Es, sin lugar a duda, el edificio más famoso de Santander, y su fama es bien merecida; un palacio principesco sumergido en un paisaje único,  un lugar que invita a soñar: ¡el Palacio de la Magdalena!

Enclavado en la península de la Magdalena, el Palacio supo albergar los veraneos de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Hoy en día, después de que el Ayuntamiento comprara el Palacio de la Magdalena y lo restaurara, todos podemos disfrutarlo y conocer la historia de este paraje de reyes.

Palacio de la Magdalena, símbolo de Santander

Visitar el Palacio de la Magdalena

El Palacio de la Magdalena fue construido entre 1908 y 1912, como regalo del Ayuntamiento a los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, con la idea de afianzar la tradición estival de la ciudad y la provincia. Los arquitectos Gonzalo Bringas y Javier González de Riancho diseñaron un palacio de estilo inglés, con balcones y azoteas para disgrutar del buen clima.

Los monarcas y sus hijos disfrutaron de los veranos santanderinos entre 1913 y 1930. A partir de la II República, el Palacio fue cambiando de usos: fue sede de la Universidad Internacional de Verano, hospital, residencia temporal para los damnificados por el incendio de 1941… estas circunstancias hicieron que se deteriorara, tanto en su interior como en los interiores. El Ayuntamiento lo compró en 1977, y en 1995 fue completamente restaurado, regalándonos la posibilidad de disfrutarlo en su máximo esplendor.

En la actualidad el Palacio es sede de congresos y reuniones; durante el verano el Ayuntamiento lo cede a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo como centro de sus actividades. El Palacio presenta entre sus atractivos una interesante zona museística que puede visitarse y que ofrece una parte significativa del patrimonio regio en su relación con la ciudad de Santander.

La Península de la Magdalena

península de la Magdalena

Como hemos dicho, el Palacio de la Magdalena se encuentra en el punto más alto de la Península del mismo nombre, el estuario más grande de Cantabria. Entre los mayores atractivos de la Península se encuentra su entorno natural, con espectaculares paisajes marítimos y una notable riqueza arbórea. A la Península de la Magdalena se accede (si no lo hacéis por mar o por las playas), a través de la Avenida de Reina Victoria y calle Juan de Borbón, que dan acceso directo a la entrada del parque municipal, situado al oeste de la Península. El parque es de acceso libre, y permanece abierto de 8 a 22 horas. No se puede acceder en coche, por lo que hay varios caminos pedestres que atraviesan el lugar. Hay por ejemplo, un camino que circunda la Península, que ofrece magníficas perspectivas costeras.

Desde el lado sur de la Península hay acceso a las playas de La Magdalena y Bikini, dos de las más famosas playas de Cantabria.  La playa de La Magdalena, un extenso arenal, hacia el oeste, y la playa de Bikini, llamada así a finales de los años cincuenta por ser el primer lugar donde se pudo contemplar esta prenda sobre los cuerpos de las estudiantes y turistas extranjeras. Frente a estas playas se encuentran  las dos características islas de La Torre y La Horadada.

Visitar el Palacio de la Magdalena, información práctica

  • Horario: en verano, se puede visitar solo sábado y domingo, en tres horarios: 10:00, 11:00 y 12:00. En invierno, los horarios entre semana son: 11:00, 12:00, 13:00, 16:00, 17:00 y 18:00. La visita dura 45 minutos y se realiza solo en español. El grupo máximo es de 50 personas, por orden de llegada. Los horarios pueden variar de temporada en temporada, consultad antes de ir.
  • Entrada general 3€
  • Podéis descargar un mapa de la Península y el Palacio aquí

Tal vez te interese> Casas rurales en Cantabria

 

Imágenes ©palaciomagdalena.com

 

Deja un comentario