7 consejos para una conducción segura con niños

7 consejos para una conducción segura con niños
Share on Pinterest

¿Qué es en lo primero que debemos pensar al viajar con niños en coche? Antes que nada, en la seguridad, no solo de los peques sino de toda la familia. Es por ello que os recomendamos de leer atentamente estos  7 consejos para una conducción segura con niños, ¡pueden salvaros la vida!

Cada detalle es importante a la hora de viajar seguros, y sobre todo cuando lo hacemos con niños hay algunas cosas que no podemos dejar pasar ni restarle importancia… ¿nos acompañáis en este viaje a la conducción segura?

7 consejos para una conducción segura

1- Los niños siempre en sus sillas de coche

Según el RACE (Real Automobil Club de España), uno de cada tres niños menores de 12 años viaja en el coche incorrectamente, y el 9% lo hace sin su silla. Cuántas veces hemos escuchado cosas como “si solo son 500 metros”, o “es que es imposible que se quede quieto en la silla”. La legislación europea dictamina que el uso de la silla de coche es obligatorio para todos los menores de edad de estatura igual o inferior a 1,35 mt.

Como seguro sabréis, existen varios tipos de silla, en función del peso. En Muchobaby nos explican cómo escoger la silla de coche más adecuada.

2- La silla de coche en la posición correcta

Las sillas de coche de los grupos 0 y 0+ (hasta 13 kg) se deben colocar siempre en sentido contrario a la marcha. Hasta octubre del 2015 se podían colocar en el asiento delantero, ahora esto ya no es posible salvo en los casos excepcionales citados en el punto 3. Las sillas de los demás grupos pueden ser colocadas en el sentido de la marcha, aunque siempre es recomendable colocarlas en el sentido contrario, y si es posible en el asiento central, para evitar lesiones al cuello e impactos laterales.

3- Los niños en el asiento trasero

Los niños deben ir siempre en los asientos traseros, salvo algunas excepciones como por ejemplo si el vehículo no dispone de asientos traseros, estos asientos se encuentran ocupados por otros menores de edad en las mismas condiciones o no es posible la instalación en todos los asientos de los sistemas de retención, porque el coche es pequeño y no caben las sillas. En caso de viajar en el asiento delantero, deberá hacerlo siempre en una silla homologada y acorde a su peso.

Conducción segura
Imagen: Katia Strieck

4- El cinturón de seguridad siempre abrochado

No solo los niños deben ir correctamente sujetos, también los adultos tenemos la obligación, por ley, de llevar siempre abrochado el cinturón de seguridad. El cinturón es el único freno del cuerpo en caso de impacto, tanto para el conductor como para el resto de pasajeros.

Si estas embarazada  y el cinturón te molesta, puedes comprar un sistema especial que permita ajustar el cinturón sin apretar la panza. Es importante que el cinturón pase entre los senos y lo más abajo posible sobre las caderas. En cambio los niños no deben viajar sujetos con el cinturón de seguridad, porque no está diseñado para su altura.

5- Controlar que el vehículo esté en buenas condiciones

Antes de emprender un viaje, es importante hacer un control general sobre el vehículo, para asegurarse que todo funcione correctamente y evitar accidentes. Debemos controlar los cinturones, los frenos, las luces, los niveles de aceite, agua, etc.

En particular es esencial controlar el estado de los neumáticos. Debemos controlar que la presión sea correcta (podéis ver la información en la placa de características montada en el interior del marco de la puerta del conductor, en la guantera o en el interior de la portezuela de llenado de combustible). También debemos inspeccionar los neumáticos en busca de algunas señales como un desgaste irregular de la banda de rodamiento, una banda de rodamiento poco profunda (menos de 1,6 mm), objetos incrustados, áreas dañadas, pérdidas de aire, etc.

Girar con neumáticos deteriorados puede ser muy peligroso, si detectáis algo anormal durante la inspección, llevad el coche a vuestro distribuidor de confianza.

6- Descansar con frecuencia

Los expertos recomiendan descansar cada dos horas, esto os permitirá estar alertas y mejorar la seguridad vuestra y de vuestra familia. También es importante dormir lo suficiente antes de emprender un viaje, y esto vale también para los niños, si están descansados es menos probable que se cansen y se comporten mal, algo que pone nerviosos a todos, también a quién conduce, que debe estar sereno y atento a la carretera.

7- No conducir si se ha bebido alcohol

Es muy común que se subestime el efecto del alcohol y se conduzca después de haber bebido una copa. Beber alcohol multiplica por nueve el riesgo de sufrir un accidente. Cuando el alcohol se absorbe en sangre las reacciones y movimientos son más lentos, aumenta la dificultad de concentración, la somnolencia, fatiga muscular, los problemas de coordinación, perturbaciones en la percepción de lo que nos rodea, en la visión y sistema auditivo e impide realizar correctamente el cálculo de las distancias. ¿Expondrías a tus hijos a estos peligros?

7- Respetar las normas de tráfico

¿Usas el móvil mientras conduces? ¿Respetas los límites de velocidad y la distancia de seguridad? Estas son sin duda las violaciones a las normas de tráfico más comunes, y también podemos decir que están entre las más peligrosas. La llamada puede esperar, y no pasará nada si llegas 5 minutos más tarde, respetar las normas de tráfico es además educar a tus hijos con el ejemplo.

Como veis, el secreto de una conducción segura está en respetar la ley y no dejar pasar ningún detalle, de este modo vuestra familia viajará segura y disfrutaréis al máximo del viaje.

 

Imagen principal: boB Rudis

Deja un comentario